Complementos alimenticios para la memoria y concentración en periodos de exámenes

La actividad cerebral, la memoria y la concentración están en constante funcionamiento. Sin embargo, en los estudiantes, estos niveles de actividad alcanzan su más alto grado en períodos de exámenes y de oposiciones. Estudiar los mecanismos de la actividad cerebral, y más particularmente de la memoria, permite comprender el interés de la nutriterapia.

 

La memorización es una función que permite a cada individuo captar, codificar, conservar y restituir las informaciones recibidas. Implica unas estructuras físicas y psíquicas. La sede de la memoria se encuentra en el cerebro, con varios elementos (neocórtex, hipocampo, etc).

Los “recuerdos” son almacenados en una red de millones de neuronas conectadas unas a otras mediante moléculas químicas llamadas neurotransmisores, como son por ejemplo la acetilcolina, la dopamina, etc.

Para garantizar las funciones de memorización, cognición y aprendizaje, se requieren pues micronutrientes y nutrientes (como los glúcidos) capaces de favorecer las conexiones entre neuronas.

Entre otros micronutrientes buenos, hay que mencionar los omega 3 de tipo DHA (ácido cervónico), elementos constitutivos de las membranas que envuelvan las células nerviosas y que les confieren la plasticidad necesaria para transmitir información.

Podemos citar igualmente los fosfolípidos, elementos específicos de las células cerebrales, como la fosfatidilserina, presente en las neuronas, que induce la conducción de los impulsos nerviosos y permite la acumulación, el almacenamiento y la liberación de los neurotransmisores.

Otro nutriente importante en este sentido es el ginseng, que estimula el sistema nervioso para favorecer la vigilancia y las cogniciones mentales sin efecto perturbador sobre el sueño.

Tampoco hay que olvidar las vitaminas B9 y B12, que participan en la síntesis de los neurotransmisores, y ciertas vitaminas antioxidantes naturales como las vitaminas C-E y el betacaroteno.

Por último, para garantizar la producción de neurotransmisores, se debe asociar un complemento alimenticio que aporte tirosina (por la mañana).

Los aportes alimentarios deben repartirse a lo largo del día, adoptando las reglas de la Ritmonutrición . Por ejemplo: en el desayuno, proteínas animales (jamón, huevos, queso); en la merienda, fruta fresca, frutos secos, barras de cereales, galletas ricas en triptófano o algo de chocolate; y para la cena, no tomar proteínas animales cárnicas, ni glúcidos lentos, ni fibras, ni productos lácteos, etc.

Con Inovance MEMOVANCE e Inovance DYNATONE, en tratamientos de 1 a 2 meses antes de los exámenes, aportas a tu organismo los micronutrientes necesarios para una buena actividad cerebral.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.