Consejos saludables para Fase Mantenimiento IV   Invierno II

Consejos saludables para Fase Mantenimiento IV Invierno II

“Si empiezas a trabajar en tus metas, tus metas trabajarán para ti. Si empiezas a trabajar en tu plan, tu plan trabajará para ti. Cualquier cosa buena que construyamos terminará construyéndonos a nosotros.”

 

  • Para una dieta equilibrada planea tus comidas y cenas de forma semanal, y compra sólo lo necesario.  Puede parecer una tarea abrumadora pero al convertirlo en una rutina verás que es mucho más sencillo.
  • Es importante enseñar a tus hijos como disfrutar de una comida saludable, haz que participen en la elaboración de las comidas con tareas sencillas. ¡Es más fácil que se coman las verduras que te han ayudado a preparar!
  • Si os gustan los cereales elige aquellos que no tienen azucares añadidos u otros agregados, ya que son los más saludables.
  • Las comidas calientes en invierno te ayudarán a calmar la ansiedad, sentirte satisfecho y lleno, más rápido.
  • Para una correcta incorporación de vitaminas y minerales es necesario consumir alimentos variados.
  • En una dieta equilibrada la fruta es esencial por su contenido en vitaminas. Puede ser un buen complemento en el desayuno, a media mañana en la oficina o a media tarde.
  • En una dieta equilibrada es conveniente reducir al máximo el consumo de fiambres y embutidos, que poseen un alto contenido en grasas animales.
  • Evita el azúcar de los postres, galletas o dulces. Ocasionalmente puedes incluirlos en tu dieta, pero no dejes de tomar alimentos realmente nutritivos por consumir este tipo de platos.
  • En una dieta equilibrada reduce al máximo el consumo de bebidas alcohólicas en tu día a día.
  • En una dieta equilibrada debes ajustar tu consumo de calorías a tus necesidades reales. Nunca debes sobrepasar el consumo de grasas (30%).
  • Utiliza aceite de oliva virgen extra en tus comidas, es rico en ácidos grasos monoinsaturados y tiene propiedades antioxidantes.  También el Aceite de Camelina.
  • Te recomendamos que cada cuatro horas, realices respiraciones profundas reteniendo la respiración unos diez segundos. Ayudarás a tus músculos a relajarse y mejorarás tu circulación.
Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.