Todos sabemos que la vitamina E (alfa tocoferol) es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestra salud. Su presencia en nuestro organismo es un requisito imprescindible para su preservación

Por este motivo, y pasados ya los meses de verano y otoño, su adecuado consumo es una garantía de protección y bienestar para cuidar la piel en invierno.

Nuestra piel, como el órgano más extenso que poseemos y que ejerce de fantástica barrera protectora, acusa en primera línea el trato que le dispensamos a todos los niveles. Porque no solamente la tenemos que cuidar cuando hace más calor y está más expuesta. Su atención y mimo es imprescindible para que luzca en perfecta salud a lo largo de todo el año.

cuidar la piel en invierno

 

¿Qué aporta la Vitamina E para cuidar la piel en invierno?

 

Para comprender su importancia y el extenso impacto que tiene en nosotros, debemos saber que la Vitamina E es un potentísimo antioxidante. Gracias a esta vitamina, mejora nuestra respuesta natural frente a diferentes desequilibrios.

Como micronutriente liposoluble, ayuda a luchar contra el daño realizado en nuestras células por los radicales libres, agentes inestables y perjudiciales que atacan el colágeno y la elastina. Por lo tanto, evita un envejecimiento prematuro de nuestra piel, uñas y cabello. Protege frente a los rayos UVB, la contaminación y los agentes externos. Repara en profundidad cicatrices y quemaduras, y es un gran apoyo en la desaparición de estrías. Restaura la humedad natural de la piel, cuenta con grandes propiedades limpiadoras y mejora las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos. Además, los antioxidantes que proporciona actúan como un potente escudo protector frente a los efectos dañinos del sol que podemos arrastrar desde el verano.

 

Cuando se sufre carencia de vitamina E (o no se asimila correctamente) se muestra en nuestra piel a través de manchas en cara y cuello, acné, sensación de sequedad, arrugas. Por otra parte, puede manifestarse en caída del pelo, descamación, uñas que se rompen con facilidad, estrías, tez grasa y apagada, envejecimiento prematuro, labios agrietados.

 

Alimentos con vitamina E

 

La vitamina E se encuentra naturalmente en las espinacas, la col rizada, las acelgas, las nueces, las semillas y los aguacates.

 

cuidar la piel en invierno

 

¿Por qué tomar Vitamina E?

 

Si no tomamos los nutrientes suficientes de manera natural (o nos encontramos en carencia) podemos aprovechar los suplementos alimenticios. Dichos suplementos garantizan añadir suficiente vitamina E a nuestra dieta diaria.

En los productos Ysonut, vas a encontrar diversas opciones que te ayudan a cuidar, proteger y preservar tu piel y cabello, para que luzcan sanos y radiantes. Descubre Dermovance y Bourrache-Cassis como fuentes de vitamina E y disfruta de una piel perfecta y saludable todo el año.

 

 

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

YSONUT  SL informa  al  usuario  de  que  tiene  la  posibilidad  de  configurar  su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro.

A continuación le proporcionamos los enlaces de diversos navegadores, a través de los cuales podrá realizar dicha configuración:

Cerrar