¡Cómo cuidar tu piel en verano!

Llega el calor, tardes de playa con los amigos, mojitos en una terraza… no cabe duda, ¡ya huele a verano!

Llevamos meses esperándolo, incluso organizándolo con antelación (desde la elección de las chanclas hasta la elección de ese viaje tan deseado). El verano es sinónimo de descanso, belleza, ocio,… ¡pero también de piel expuesta a todos los peligros!

El sol y su lado oscuro

Aunque lo adores desde hace tantos años por su calor y por ese bonito color bronceado que cubre tu piel, ¡el sol NO es tu amigo! Envejecimiento prematuro, acelerador de la oxidación de las células de la dermis, conjuntivitis… igual de traidor que una actinitis en la espalda; el sol es un amante del que no hay que fiarse.

Pero afortunadamente se desarrollaron soluciones. Existen 2 tipos de medios para proteger tu piel de los efectos nocivos del sol: actuar desde el exterior (cremas solares) para obtener un efecto de protección instantánea y desde el interior para obtener un efecto a largo plazo.

Frenar los radicales libres

La exposición prolongada al sol, entre otros factores como la contaminación ambiental, tabaco, estrés, alimentación desequilibrada,… pueden generar la producción de los radicales libres. Éstos causan la oxidación de nuestras células y con esto un envejecimiento prematuro; provocando así la aparición de arrugas y de manchas en la piel.

Para evitar este efecto oxidativo de los radicales libres, es importante un aporte en antioxidantes, los cuales se encuentran presentes en las verduras y frutas.

Pero sabemos que con nuestros estilos de vida contemporáneos, no siempre se puede encontrar, a través de la alimentación, todo lo que nuestro cuerpo necesita. Por eso, en Ysonut,  hemos desarrollado tu aliado para el verano: DERMOVANCE. Éste aporta vitamina E natural y betacaroteno que se encargan de neutralizar los radicales libres, además de otros ingredientes como el licopeno, los policosanoles contenidos en la granada y las proantocianidinas de los restos de uva, que son eficaces para combatir el estrés oxidativo celular. La complementariedad del zinc y del selenio favorece los sistemas enzimáticos de eliminación de dichos radicales libres. Contiene también ácido gamma-linolénico de aceite de borraja para restaurar y proteger la elasticidad de la dermis.

 

Y por último, Dermovance incorpora un ingrediente que ha sido objeto de varios estudios clínicos, el extracto de melón EXTRAMEL®, el cual aporta una protección reforzada contra la oxidación: rayos solares y envejecimiento.

 

Favorecer la hidratación, la tonicidad y la elasticidad de la piel

El colágeno, la proteína más abundante del organismo humano, mantiene la tonicidad y la hidratación de la dermis. Cuando te expones al sol, la radiación UV penetra a través de la superficie de la piel hasta la capa de la dermis e impacta directamente en las fibras de colágeno, lo que causa disfunciones en el centro de las células cutáneas. En ese caso, las células de colágeno ya no pueden regenerarse, la capacidad para retener agua disminuye y la piel se vuelve más vulnerable a los daños del sol (círculo vicioso), acentuando las arrugas y líneas finas, así como la falta de tonicidad (la piel se vuelve más fina).

Como la pérdida de colágeno hace que la piel se vuelva más delgada, la decoloración causada por los daños del sol se hace visible en la superficie, generalmente en forma de manchas oscuras. La exposición al sol también provoca anomalías en la melanina (la sustancia responsable de la pigmentación cutánea) y la consiguiente decoloración de la piel se materializa en la dermis a lo largo del tiempo; los daños se hacen visibles en la superficie de la piel. El protector solar es esencial para proteger la piel contra los rayos UV, pero también hay que nutrir las fibras de la dermis, para un aporte de colágeno que actuará como segundo escudo protector.  Además de la presencia de gran cantidad de colágeno de calidad (10 gr por stick), Hyalurovance aporta micronutrientes (plantas ricas en SOD y licopeno, vitamina E, selenio y zinc) necesarios para un buen mantenimiento de la piel.

La clave: protegerse

Cuando se trata de la piel, más vale prevenir que curar, ya que no se puede reparar. Por lo tanto, antes, durante y después del verano, protégete desde el interior con Dermovance y Hyalurovance y no olvides salir cubierto… ¡de crema solar!

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.