Para disfrutar de las ventajas del sol sin dejar de cuidar tu piel, conviene prepararte unas semanas antes de las primeras exposiciones. ¿Quieres conseguir un bonito bronceado? Los llamados “carotenoides” te pueden ayudar.

El betacaroteno y el licopeno son pigmentos colorantes presentes en ciertos vegetales como el tomate o la zanahoria, y poseen una acción antirradicalar. La actividad de nuestro cuerpo genera los llamados “radicales libres”, que son fuente de desgaste y problemas de salud. Los carotenoides ayudan a eliminar estos residuos nocivos para nuestro organismo.

Para evitar que la exposición al sol resulte en un envejecimiento prematuro de la piel, hay que recurrir a un cóctel de antioxidantes: vitaminas C y E, selenio y zinc, así como activadores del sistema enzimático antirradicalar tales como la SOD (superoxyde dismutase). Ciertos estudios en bioagronomía han mostrado que un extracto de melón (EXTRAMEL®) específico de origen francés presenta una mejor resistencia a la oxidación y al “envejecimiento” después de ser recolectado, gracias a su contenido en SOD natural.

Este extracto ofrece una protección reforzada contra la oxidación causada por los rayos solares y el envejecimiento. Otros vegetales, como los restos de uva y la granada, contienen altas concentraciones de polifenoles, que reactivan la microcirculación, estabilizan el colágeno y contribuyen al mantenimiento de la elastina, para conseguir una dermis luminosa y mejor protegida frente a los procesos de destrucción engendrados por los rayos UV. A nivel más profundo, nuestra piel y el conjunto de nuestras faneras (pelo y uñas) son el espejo de lo que pasa en el interior de nuestro organismo.

Si nuestro sistema de eliminación de toxinas no funciona correctamente, nuestro pelo y nuestra piel perderán su belleza. El hígado es uno de los órganos que garantiza la detoxificación regular y natural de las toxinas. A menudo, el sistema de purificación se satura, a causa de diversos factores: sobreexposición a productos nocivos como disolventes, medicamentos, conservantes, pesticidas, metales pesados, consumo excesivo de alcohol o una alimentación demasiado rica en grasas.

Gracias a la fitoterapia y ciertos aminoácidos específicos, podremos reactivar las funciones del hígado. Para ello, debemos escoger complementos alimenticios que aporten los siguientes extractos vegetales: alcachofa concentrada en cinarina, rábano negro, cardo mariano concentrado en silimarina, brócoli y clorofila.

En cuanto a los aminoácidos destinados a reactivar el hígado, hay que mencionar la cisteína y la metionina. En un mes, nuestro hígado rendirá más, y tanto nuestra dermis como nuestras faneras presentarán un aspecto sano: buen aspecto, piel más fina, reducción de la tendencia acneica, mejora de la tolerancia digestiva, atenuación de la reactividad dérmica,…

Inovance DERMOVANCE e Inovance HEPACTIV contienen todos los micronutrientes necesarios para garantizar una buena protección solar y cuidarte por dentro para disfrutar de una piel bonita y sana durante todo el verano.

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

YSONUT  SL informa  al  usuario  de  que  tiene  la  posibilidad  de  configurar  su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro.

A continuación le proporcionamos los enlaces de diversos navegadores, a través de los cuales podrá realizar dicha configuración:

Cerrar