Al terminarse las vacaciones, debemos reencontrarnos con la realidad de la rutina. Durante las vacaciones, olvidamos los horarios de las comidas, nos vamos a dormir tarde, desconectamos de las obligaciones e improvisamos las actividades diarias.

Todo esto comporta que nuestro reloj biológico interno se altere y provoque ciertos desajustes en el organismo.

El estrés postvacacional es una de las alteraciones más comunes de la vuelta al trabajo y a las obligaciones diarias.

Cansancio desmotivación, irritabilidad e incluso ansiedad o compulsiones alimentarias son algunos de los síntomas del estrés postvacacional.

En la mayoría de casos, este estado desaparece al cabo de tres o cuatro días de rutina, pero a veces es necesario tener en cuenta otros factores.

La alteración de nuestra alimentación durante las vacaciones suele crear desequilibrios en los neuromediadores que regulan el comportamiento y la saciedad.

La falta de horarios, la calidad y la cantidad de los alimentos (comidas pesadas ricas en grasas y pobres en fibra), el alcohol y los azúcares refinados… son muchos de los factores que alteran nuestros hábitos saludables del día a día.

La serotonina es una hormona que actúa sobre el comportamiento, regulando el humor y la saciedad. Esta hormona se secreta, normalmente, entre las 16h y las 17h de la tarde, y se altera con todos los desajustes que adoptamos durante las vacaciones (horarios, alimentación, malos hábitos…).

Su precursor, el L-triptófano, está presente en alimentos como los huevos, la carne o la leche. Una alimentación equilibrada suele aportar al organismo entre 0.5 y 1 g de triptófano al día.

Por ello es aconsejable retomar cuanto antes la rutina y ajustar nuestro reloj biológico, creando de nuevo unos hábitos saludables (de alimentación y actividad física), para obtener el mayor beneficio en nuestro organismo y nuestro estado de ánimo.

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

YSONUT  SL informa  al  usuario  de  que  tiene  la  posibilidad  de  configurar  su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro.

A continuación le proporcionamos los enlaces de diversos navegadores, a través de los cuales podrá realizar dicha configuración:

Cerrar