Faseolamina Propiedades  Alimentos y Salud

Faseolamina Propiedades Alimentos y Salud

La Faseolamina es una proteína que se obtiene directamente de las vainas de la judía blanca, concretamente de la especie Phaseolus vulgaris de la familia Fabaceae, originaria de Centroamérica y Sudamérica. La principal función que tiene la Faseolamina es dificultar la digestión y la posterior absorción de los carbohidratos complejos que aportamos a través de la dieta.

Los carbohidratos complejos son nutrientes cuya función es la de proporcionar energía. Principalmente se encuentran en los cereales (arroz, maíz, trigo) y sus derivados (pan, pasta o galletas), patatas y legumbres. La Faseolamina funciona inhibiendo la enzima que digiere el almidón, dicha enzima es la alfa-amilasa, la cual es responsable en la digestión de los carbohidratos complejos.

La alfa-amilasa se genera en el páncreas y se libera al intestino delgado en el momento exacto en que el organismo detecta la presencia de comida. Su principal función es degradar las largas cadenas de almidón en sus unidades más simples (glucosa) para que éstas puedan atravesar la barrera intestinal y ser transportadas por la sangre hasta las células.

– Lo que es bueno saber: la Faseolamina tiene la capacidad de inactivar la enzima alfa-amilasa, gracias a ello, parte de los almidones ingeridos no se absorben, por lo tanto, podemos decir que ayuda a reducir el aporte calórico de la dieta. Hay estudios que constatan que la ingesta de Faseolamina reduce la absorción de las calorías procedentes del almidón hasta un 66%.

Se recomienda tomarla a aquellas personas que llevan una dieta rica en hidratos de carbono: pan, pasta, patatas, legumbres, arroz, harinas, bollería,… La dosis que se aconseja para obtener los resultados es de entre 500 y 1500 mg al día repartida en 3 tomas y antes de la ingesta de los alimentos ricos en almidón.

Sin embargo, cada persona puede experimentar diferentes resultados dependiendo de sus características individuales, hábitos alimenticios y estilo de vida.

 

Receta rica en faseolamina: “Ensalada templada de vainas con patatas”

  1. Hervir “al dente” las patatas y las vainas.
  2. En una ensaladera, cortar tomate y un poco de cebolla bien picadita.
  3. Añadir una vinagreta (1 parte de vinagre de Módena por 3 de aceite y un poco de sal) y un huevo duro en trozos. Incorporar las vainas y las patatas a trozos y remover.
  4. Servir templado.

 

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.