Flora vaginal e higiene íntima: claves para tu salud

Protégete de las infecciones cuidando tu flora vaginal

En todo ser vivo podemos encontrar microorganismos, especialmente en las cavidades abiertas de su cuerpo. Hablamos de bacterias, gérmenes o de un término más genérico, microbios. Y muchos cumplen una función protectora frente a infecciones: es el caso de la flora vaginal. Por eso, cuidarla es clave para tu salud.

Flora vaginal: qué es y cómo evoluciona

Si has seguido nuestra serie de posts sobre flora intestinal, ya conocerás la importancia del concepto “equilibrio”; es aún más importante para la flora vaginal, especialmente sensible a los cambios.

La flora vaginal también produce secreciones características, que funcionan como “nutrientes” de esos gérmenes que comentábamos. Los más comunes son los lactobacilus acidófilos de Döderlein,  que generan un ambiente ácido que dificulta la proliferación de los gérmenes patógenos. De hecho, la vagina debe mantener un pH más bajo (alrededor de 4) que la piel (5,5).

Además, existe una importante diferencia en cuanto a la evolución de las floras. Decíamos que la intestinal se desarrolla en los primeros años y después permanece relativamente estable. Por su parte, el bebé, al nacer, presenta una flora bacteriana parecida a la de una mujer adulta. Ello se debe a las hormonas maternas, que permanecen en el bebé. Después, la flora irá evolucionando, en función del desarrollo (por ejemplo, en la infancia y en la menopausia, el pH cambia), las fases del ciclo menstrual y las hormonas.

La importancia de unos hábitos saludables

Quedémonos con una frase: la clave es el equilibrio. Así que más equilibrio = más resistencia a las infecciones. Aunque, por supuesto, hay muchos factores que influyen en el posible desarrollo de las mismas: relaciones sexuales, hábitos de higiene íntima, ropa excesivamente ajustada….

También es importante evitar el abuso de los antibióticos, que afectan al equilibrio natural de la flora. Y por supuesto, también la ansiedad y el estrés.

Cuida tu flora vaginal con PROBIOVANCE®

Frente al posible desequilibrio causado por antibióticos, los fermentos lácticos ayudan a repoblar y a activar la flora vaginal. PROBIOVANCE® INTIM es un complemento alimenticio a base de fermentos lácticos y manganeso, para el correcto desarrollo de la flora íntima femenina, con 15 mil millones de cepas (Lactobacillus) por cápsula.

Descubre más sobre cómo puede ayudarte PROBIOVANCE® en www.probiovance.es o llamando al 900 100 200

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.