Vida sana  Glúteos firmes

Vida sana Glúteos firmes

Estamos en pleno verano y ¿a quién no le inquieta lucir buen tipo en la playa? Mostrar un buen aspecto físico es algo que, hoy en día, preocupa por igual tanto a hombres como a mujeres. Y, por regla general, una de las partes que a casi todos nos gustaría mejorar, y fortalecer, son los glúteos

Además de tener una alimentación sana y equilibrada, también debemos cambiar muchos malos hábitos de nuestro día a día. Por ejemplo, menos reposo y sedentarismo, y ¡más ejercicio! Si quieres que tus glúteos estén más firmes tendrás que levantarte de la silla o del sofá, y renunciar al ocio inactivo.

A la hora de tonificar y endurecer los glúteos puedes encontrar múltiples ejercicios, aquí te mostraremos 2 ejercicios diferentes que podrás realizar en cualquier lugar, aunque eso sí, deberás ser constante para poder ver resultados. El primero, y muy fácil, son la sentadillas. Las puedes practicar estando en casa y en cualquier momento. Las sentadillas consisten en apoyar nuestra espalda contra la pared, bien pegada a ella, e ir deslizándonos a medida que vamos flexionando las rodillas (de arriba a abajo).

Inicialmente, podemos flexionar hasta llegar a un ángulo de 45º, entre los muslos y la pared, y una vez hayamos cogido más práctica, podemos llegar a formar un ángulo de 90º.  Puedes hacer 10 repeticiones y descansar 20 segundos después de cada tanda.

El segundo ejercicio son las elevaciones, para ello necesitamos una colchoneta.  Apoyaremos las rodillas y las palmas de la mano sobre la colchoneta. La espalda siempre paralela al suelo y los abdominales firmes.

Luego eleva una pierna todo lo que puedas y vuelve a bajar lentamente, haciendo trabajar al músculo. Puedes hacer 10 repeticiones con cada pierna y descansar 20 segundos después de cada tanda.

Estos ejercicios puedes hacerlos de 3 a 4 veces a la semana. Si lo haces todos los días notarás los resultados en menos tiempo. Además de todo esto que te hemos explicado te proponemos que aproveches tú día a día para tratar de hacer el mayor ejercicio posible.

Por ejemplo, no uses el ascensor, sino las escaleras; o, puedes aparcar el coche un poco más lejos del lugar al que vas a ir. Tan solo cambiando algunos hábitos puedes notar resultados.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.