Hidratarse bien en verano

Hidratarse bien en verano

En verano, todo el mundo desea aprovechar los días al sol con toda seguridad. En realidad es muy simple: sólo hay que pensar en hidratarse bien, ya que el cuerpo humano elimina agua de manera permanente. Una buena hidratación garantiza a vuestro cuerpo el mantenimiento de una temperatura sana, aportando al mismo tiempo minerales y oligoelementos.

La única bebida esencial para el hombre es el agua, que constituye el componente principal de las células y de los tejidos del cuerpo humano. En efecto, nuestro organismo está constituido de agua en un 60%.

Al ejercer una actividad física, sea cual sea, perdemos agua, con el fin de garantizar el metabolismo de base. Se calcula que al día, entre la transpiración y las heces, se pierden unos dos litros de agua de media. Resulta pues indispensable ingerir líquidos de manera continua para evitar la deshidratación. Y no hay que esperar a tener sed, ya que la sed es un signo que nos envía nuestro cuerpo cuando está deshidratado.

Lo ideal sería tomar al menos 8 vasos de agua al día, repartiéndolos a lo largo de todo el día, para no saturar los riñones. El agua constituye también la mejor manera de prevenir los dolores provocados por los cálculos renales, causados por una mala hidratación. El agua permite eliminar correctamente todos los desechos y toxinas acumulados a lo largo del día. Las infusiones calientes o heladas, así como los zumos de fruta naturales, también son bienvenidos.

Una alimentación sana y rica en frutas y legumbres constituye un medio excelente para garantizar una buena hidratación y un buen aporte de fibras, indispensable para un buen tránsito. Los mejores aliados para desalterarse durante este verano, son los cítricos, como la naranja, el limón o el pomelo, sin olvidar el melón y la sandía. De esta manera, se ingiere también gran cantidad de vitaminas y de antioxidantes. En cuanto a las legumbres, hay que mencionar las ensaladas verdes, los pepinos y el calabacín, que están repletos de agua. Os aportarán una excelente hidratación, además de vitamina C, excelente para el tono.

Sin embargo, hay que evitar a toda costa las bebidas que contienen alcohol o cafeína, porque tienen un efecto deshidratante. En cuanto a las bebidas azucaradas como las colas, deben evitarse, a pesar de ser tentadoras, porque tienen un falso efecto corta-sed.

Por último, hidratarse bien, también consiste en refrescarse rápidamente con una buena ducha, un baño o un baño de pies. Los días de calor intenso, debéis tiraros al mar o a la piscina sin vacilar. El agua es, bajo todas sus formas, indispensable para una buena hidratación de la piel.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.