¡La celulitis, un problema estético femenino!

La celulitis, llamada comúnmente “piel de naranja”, se caracteriza por un aspecto irregular de la piel, que corresponde al cambio de estructura de las grasas de reserva bajo la dermis. Los adipocitos, o células grasas, se hinchan de agua y de grasa, provocando así una compresión de los vasos sanguíneos.

Nueve mujeres de cada diez se ven afectadas por la celulitis, mientras que los hombres que la padecen son sólo un 0,5%. Las causas son multifactoriales, y evidencian el papel primordial de las hormonas femeninas.

La celulitis tiene causas diversas:

  • Causas Hormonales: La celulitis puede aparecer desde el principio de la adolescencia, sobre todo en las chicas, en un momento en el que las hormonas femeninas (estrógenos, prolactina, etc.) se ven fuertemente implicadas en los cambios que experimenta el cuerpo.

Es importante que, desde la adolescencia, se controlen los diferentes aportes alimentarios para no influir sobre la tendencia genética a padecer celulitis, sobre todo porque, genéticamente, la mujer posee más masa magra que el hombre.

  • Causas alimentarias: Se conocen otros factores de riesgo, entre los cuales destaca la mala alimentación.
    • Exceso de azúcares simples: el picoteo de alimentos azucarados,  compuestos mayoritariamente de azúcares simples (sacarosa, fructosa, glucosa,…), como las galletas, los cereales del desayuno, algunos productos lácteos y la fruta.
    • Exceso de grasa saturadas (grasa animal): las grasas que no se eliminan hinchan la célula adiposa.
    • Carencia de proteínas: es el problema que tienen las mujeres vegetarianas, que, a causa de las carencias de proteínas animales, no obtienen la saciedad que éstas aportan, de modo que siempre tienen una sensación de “hueco en el estómago”, lo cual las conduce al picoteo de dulces. Además, como los bajos aportes proteicos no pueden garantizar el mantenimiento de la masa muscular, se crea un desequilibrio entre masa muscular y masa grasa.
  • Otras causas: ¡El riesgo de celulitis se asocia muchas veces con la falta de ejercicio físico! La ausencia de actividad física impide un buen mantenimiento de la masa muscular. Al no verse estimulada la circulación venosa, el sedentarismo provoca edemas celulíticos en los miembros inferiores.

¡Sí es posible luchar contra la celulitis! Síguenos para saber cómo.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.