La leptina un nuevo campo de investigación contra la obesidad

La leptina un nuevo campo de investigación contra la obesidad

Diversas hormonas actúan sobre nuestro equilibrio ponderal. Entre éstas, la leptina juega un papel fundamental porque está asociada a la sensación de saciedad. Los investigadores están trabajando para entender mejor el conjunto de sus funciones, con el objetivo de ampliar los abordajes en la lucha contra la obesidad y sus consecuencias.

Los científicos exploran la pista de la genética molecular desde 1995. Se ha demostrado que los obesos presentan una falta de sensibilidad (resistencia) a la hormona de la saciedad (leptina). Ello supone un problema, pues “al activar una parte del cerebro llamada hipotálamo, la leptina indica al cuerpo que debe aumentar su gasto energético y disminuir el aporte alimentario, lo que nos ayuda a mantener un peso corporal sano”.

Actuando sobre esta falta de sensibilidad, podemos conseguir un mejor control de la toma de peso. Todas las hormonas funcionan en base a un sistema de receptores. La exploración del sistema del receptor de la leptina en los ratones ha permitido a los equipos de científicos franceses del INSERM (Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica) y del CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica) evidenciar el papel fundamental de tres proteínas, entre las cuales la llamada OB-RGRP.

Interrumpiendo la producción de esta proteína se consigue un aumento del número de receptores de la leptina presentes en la superficie celular, y un subsecuente aumento de la sensibilidad a la leptina.  Ello constituye un primer paso para frenar el desarrollo de la obesidad.

También en el ratón, la exploración de la proteína TCPTP demuestra que ésta se vuelve abundante con el aumento de peso.  La supresión de la expresión genética de estas proteínas por medio de pequeños fragmentos de ácido nucleico (ARN) obtuvo un éxito rotundo en el 2006, y ha sido recompensada con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

En la actualidad, se prosiguen los estudios para comprobar si los resultados obtenidos en el ratón pueden transponerse al hombre, y ya se están llevando a cabo estudios clínicos para su aplicación en la diabetes de tipo 2. Estas investigaciones son de gran interés público, pues, ¡la obesidad es responsable de ¡casi 3 millones de muertes por año en el mundo!

 

Fuentes:

  • “Cell Metabolism”, 2011; DOI: 10.1016/j.cmet.2011.09.011 Elevated Hypothalamic TCPTP in Obesity contributes to cellular leptin Resistance
  • « Silencing of OB-RGRp in mouse hypothalamic arcuate nucleus increases leptin receptor signalizing ant prevents diet-induced obesity », 2007, Couturier C, Sarkis C, séron K, Belouzard S, Froguel P- CNRS 8090-Lille.
Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.