Micronutrición | Aprende a proteger tu sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular está constituido por el corazón y los vasos sanguíneos. La sangre, propulsada por el corazón, circula en todo el organismo gracias a los vasos, que reciben distintos nombres: arterias, capilares y venas.

El sistema cardiovascular puede verse debilitado por múltiples causas: sobrepeso, tabaco, oxidación de las grasas, etc. Conviene pues protegerlo. Además de proporcionar una buena higiene de vida, la micronutrición puede aportar una respuesta interesante a este propósito.

Las enfermedades cardiovasculares (infarto del miocardio, hipertensión, arteriosclerosis, etc.) constituyen la segunda causa de mortalidad en hombres y la primera en mujeres. La prevención es primordial sobre todo mediante la eliminación o disminución de factores de riesgo como la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes, el exceso de peso y el tabaco. Aparte del tabaco, los demás factores tienen un origen alimentario.

El control nutricional empieza con nuestro plato cotidiano, sobre todo mediante la reducción de alimentos ricos en sal y grasas animales llamadas saturadas, la búsqueda de un buen equilibrio en cuanto a los ácidos grasos (cociente omega 6 / omega 3 < a 5), la eliminación de grasas oxidadas y el consumo de fruta y de legumbres que contengan antioxidantes protectores.

Además, no hay que olvidar la crononutrición, que consiste en aportar ciertas grasas animales en los momentos favorables para el metabolismo, es decir por la mañana preferentemente. Para optimizar la lucha contra los factores de riesgo, la micronutrición es de gran ayuda.

Los micronutrientes más útiles son los extractos vegetales con fuerte potencial antioxidante o aquellos que intervienen directamente sobre el metabolismo del colesterol malo, así como el cromo, que actúa sobre el equilibrio de los azúcares y sobre el control del peso, las vitaminas B que son cofactores de la actividad antioxidante, y, por último, los ácidos grasos, como los omega 3 de tipo EPA, para el buen equilibrio “Omega 6 / Omega 3”, de efecto antiinflamatorio y cardio-protector.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.