¿Por qué no descansas durante tus vacaciones de verano?

El descanso es una actividad placentera que conviene tanto para el bienestar físico como mental . En algunos momentos más que otros, como las vacaciones. Sin embargo, llega el momento y no podemos descansar adecuadamente . Entonces, llegamos  al otoño más cansados y con las defensas bajas.

Comenzar las vacaciones con cierta preocupación, aumenta nuestro niveles de estrés y ansiedad, consiguiendo lo opuesto a lo que buscábamos .

¿Qué factores impiden nuestro descanso en vacaciones?

El estrés

Sin duda, la tensión excesiva influye negativamente en la calidad de vida. Además, bloquea tu capacidad para relajarte. En este momento, es más necesario que nunca olvidarse de la tecnología, mantenerse alejado del contacto de la oficina y, sobretodo, mentalizarte de que estás de vacaciones.

El lugar

Visitar un nuevo lugar provoca alteraciones en la calidad del sueño. Estímulos distintos a nuestro lugar de origen, nuevas situaciones, adaptarnos puede generarnos ciertos temores. La solución es prestar atención a nuestro malestar interno y decirle claramente que es parte de la experiencia.   

La alimentación

Muchas veces, las comidas durante nuestras vacaciones no cumplen con los requisitos nutritivos adecuados. El ritmo de vida ajetreado no toma en cuenta nuestra salud,  afectando nuestros hábitos de sueño y la calidad de descanso. Por lo general, procura no beber bebidas con grandes cantidades de calorías. Toma agua mineral y, si no puedes contenerte, bebe refrescos adaptados a la dieta. Además, cuida las porciones que consumes y añade frutas y verduras cada vez que puedas en tu alimentación. Para calmar el apetito durante el viaje, ¡No olvides llevar snacks saludables!

Por otra parte, cuando visitamos otros países durante las vacaciones, podemos padecer trastornos intestinales que alteran nuestra flora. Es por eso que es muy importante intentar evitarlo con la ayuda de probióticos especialmente destinados a la prevención de enfermedades durante tu viaje.

El Jet lag

El famoso síndrome de cambio de zona horaria es, ni más ni menos, que un trastorno del sueño que afecta nuestro ritmo circadiano, el cual provoca insomnio, ansiedad , fatiga entre otros. Si quieres evitarlo a toda costa, bebe mucha agua,  permitiéndote mantenerte hidratado durante las horas de vuelo. Además, para contrarrestar la diferencia horaria, adáptate a la diferencia horaria del destino. Los complementos alimenticios como Noctivance también te ayudarán a hacer frente a tu insomnio.

La Planificación excesiva

Tener organizado el itinerario turístico del viaje es un hábito inteligente. Pero, planificar todo al mínimo detalle genera ansiedad. Ansiedad que se ve reflejada a la hora de conciliar el sueño. Establecer unos mínimos básicos en el lugar de destino cambiará totalmente tu situación, solo es priorizar. Recuerda, estás de vacaciones para disfrutar y relajarte.

Descansar es entregarse al placer. Tu descanso en vacaciones es fundamental y no debe verse afectado por ninguna de las razones comentadas anteriormente. Practica las 3 Des de las vacaciones : ¡Desconectar, Descansar y Disfrutar!

 

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.