Nutrientes para mantener un cabello fuerte y sano

La alopecia androgénica

La alopecia androgénica afecta al 50% de los hombres en España. Este porcentaje aumenta casi un 15% cada 10 años, es decir, a los 70 años el porcentaje asciende al 80%. Aunque las cifras entre la población masculina son más altas, las mujeres también sufren ‘alopecia androgénica’. Un 40% de mujeres de 70 años están afectadas por esta pérdida de cabello. No obstante, el problema puede empezar a partir de los 30.

La alopecia androgenética tiene una base genética, que hace que exista en el folículo piloso de ciertas áreas de la cabeza de algunos hombres y mujeres, una mayor sensibilidad a ciertas hormonas sexuales masculinas. Ello provoca que el cabello cada vez se vuelva más pequeño hasta acabar desapareciendo. Además de la genética, recientes estudios muestran que otros factores pueden provocarla (exceso de peso mantenido, entre otros).

“Durante el otoño es habitual que se pierda más cabello ya que es una época de renovación natural. Para descartar que estamos ante una posible alopecia androgénica, es importante consultar a un médico o especialista”, aconseja el Dr. Carlos Jarne, miembro del departamento médico de Laboratorios YSONUT.

Cómo afrontar la alopecia androgénica

Aunque entre los principales motivos está la herencia genética, factores como la contaminación, el estrés y hábitos de vida no saludables debilita el cabello y propician la alopecia. Tras investigar las carencias de micronutrientes que se esconden tras este problema, Laboratorios Ysonut cuenta con dos complementos alimenticios que abordan de modo integral todos los factores que la generan: Capivance Alpha H, para hombres, y Capivance Alpha F, para mujeres.

Se trata de unos suplementos micronutricionales concebidos para el abordaje de la alopecia androgénica masculina y femenina, especialmente en pacientes que rechacen la modulación hormonal que aportan los medicamentos convencionales: en su lugar se utilizan extractos de plantas (como el saw palmetto, serenoa repens o sabal serrulata, y las semillas de calabaza, entre otras), además de micronutrientes específicos para el cabello (cistina y metionina, vitamina B8 o biotina, zinc, cobre y otros), agentes antioxidantes (selenio, astaxantina y otros) y cronorreguladores del ciclo del pelo (melatonina).

La alimentación y los hábitos saludables son unos de los pilares esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano. Aunque no somos conscientes y a veces comamos porque toca, otras por placer y otras por hábitos sociales, cada cosa que ingerimos cuenta para que estemos saludables por dentro y por fuera. “Los complementos alimenticios pueden ser interesantes en ciertos casos para aportar ese extra de vitaminas, minerales y micronutrientes que no siempre es fácil conseguir por otras vías y  refuerzan nuestra salud”, asegura el Dr. Carlos Jarne.

“Tanto para hombres como mujeres, la alopecia androgenética puede suponer una pérdida de autoestima que puede ser combatida mediante una suplementación micronutricional adecuada a cada caso, para lo cual el consejo de un profesional de la salud resulta esencial”, concluye el Dr. Jarne.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.