Para una vida sana: descontamina tu casa con plantas

El aire que circula en nuestras casas puede contener casi diez veces más agentes contaminantes que el aire exterior. ¡Entre productos de limpieza y anti-ácaros, estamos rodeados por contaminantes! Afortunadamente, existen plantas con “virtudes descontaminantes”. Basta con escoger las buenas para que acaben definitivamente con los residuos tóxicos.

Nuestras casas están llenas a rebosar de agentes contaminantes invisibles, que se llaman compuestos orgánicos volátiles (COV), y que incluyen entre otros, el benceno, el formaldehido y el monóxido de carbono. Éstos constituyen la fuente de la contaminación interior. Pero no hay que olvidar las moquetas, las paredes aislantes, las pinturas y los productos de limpieza con amoníaco.

¿La solución? Un planta de interior “descontaminante”. Su metabolismo tan particular permite reducir la cantidad de contaminantes presentes en el aire ambiente, que, una vez absorbidos por las hojas, llegan hasta las raíces de la planta para nutrirla. Cada planta tiene una acción específica y tendrá un impacto máximo en la habitación que se le escoja para tal fin.

Las primeras de la lista de éxitos, la Yedra y la Planta Araña, se encargan de absorber el formaldehido y el monóxido de carbono liberados por las cocinas de gas. Situadas en una pequeña habitación cerrada, pueden absorber hasta el 96% de estos gases en 24 horas.

Contra las toxinas emitidas por las moquetas, ¡comprad una Spatifilium y respirad a gusto!  Si os gustan las plantas con flores, optad por los Crisantemos y las Gerberas, que absorben los ácaros y los otros alérgenos. Y para luchar contra la humedad de ciertas habitaciones proveniente de los muebles, las colas y las pinturas, preferid el Helecho.

Por último, no hay que olvidar la contaminación menos visible como las ondas electromagnéticas que emanan de los ordenadores o televisores. Con sus virtudes hidratantes, la Aloe Vera lucha eficazmente contra las ondas electromagnéticas y expulsa los COV. Y el Cactus columnar absorbe igualmente todas las malas ondas de vuestro salón o despacho. Según los especialistas, dos o tres plantes son suficientes para sanear el aire de una habitación y mejorar así sus tasas de oxígeno y humedad.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.