Rábano Negro Alimentos y Salud

Rábano Negro Alimentos y Salud

El rábano negro (Raphanus sativus) es una planta de la familia de las Brassicaceae originaria de Asia que se cultiva principalmente con el fin de aprovechar sus raíces, ya que éstas son comestibles. Su cultivo se desarrolla esencialmente durante los meses invernales. Posee una piel de color negra y su carne es de color blanco.

A pesar de que no es una raíz muy nutritiva, se utiliza sobre todo por sus propiedades y principios activos.

El rábano negro es muy rico en vitamina C, un gran aliado para combatir las infecciones y los radicales libres. Además, contiene vitaminas del grupo B y aminoácidos azufrados. También es rico en agua y en fibra, lo que le permite mejorar el tránsito intestinal. Y por otro lado, encierra varias sustancias hepato-biliares y protectoras.

– Lo que es bueno saber: es un excelente drenante hepático y estimula la secreción biliar. También tiene una acción diurética y previene la formación de cálculos renales.

Permite aumentar la producción de bilis (colerético) facilitando el vaciamiento de la vesícula (colagogo).

Debido a sus propiedades, resulta un excelente depurador del organismo, sobre todo en épocas en las que se come abundantemente como durante las navidades. Se suele tomar en infusiones, en forma de complemento alimenticio o combinado con otros alimentos como las alcachofas, el hinojo, etc.

 

Chips de Rábano Negro

Ahora que se acercan las Fiestas Navideñas, aconsejamos realizar un aperitivo que además de ser saludable, mejore la digestión y facilite el funcionamiento del hígado.

Ingredientes

  • Rábanos negros grandes
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre balsámico o salsa de soja
  • Pimentón dulce

Preparación

  1. Precalentar el horno a 220º.
  2. Coger un recipiente y poner dentro papel de horno.
  3. Lavar y pelar los rábanos negros. Cortarlos en láminas muy finas y ponerlas en el recipiente. Rociarlos con un chorrito de aceite de oliva, un poco de vinagre balsámico o salsa de soja. Espolvorear una pizca de pimentón dulce por encima.
  4. Colocarlo en el horno 40 minutos hasta que quede bien dorado y crujiente… ¡y ya están listos!

 

¡Ya tenemos un excelente aperitivo para ofrecer a nuestros comensales!

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.