La micronutrición permite que nuestras células mantengan a nuestro organismo en buena salud. Sea cual sea el efecto buscado, como por ejemplo el “efecto de lucha contra las inflamaciones” o el “efecto reparador”, hay que tener en cuenta el aporte de ácidos grasos esenciales durante todo el día.

La respiración celular también genera unos radicales libres que, si no son eliminados, pueden acelerar nuestro envejecimiento y reducir nuestras capacidades inmunitarias, haciéndonos más vulnerables.

 

La micronutrición con ácidos grasos esenciales se centrará primero en el estudio del efecto buscado:

  • Para un efecto de lucha contra las inflamaciones (articulares, reumáticas, metabólicas, intestinales, etc.) y de protección cardiovascular, conviene aportar unos omegas 3 de tipo EPA o ALA al principio del día (mañana o mediodía). Los aceites de pescado y de camelina permiten obtener un buen ratio omega 6 – omega 3 (ideal de 5 cf. dieta cretense).
  • Para un efecto de reparación o de incorporación de los ácidos grasos por las membranas, conviene aportar a final de día omegas 3 de tipo EPA y DHA, así como omegas 6 de tipo GLA y LA. En el momento de la cena, se puede aportar un complemento de cápsulas de aceite de borraja y de aceite de pepitas de casis, asociado con unos complementos alimentarios que integran colágeno y silicio, mejorando así la elasticidad de la piel, los cabellos y las uñas a toda edad de la vida, incluso en caso de exposición excesiva al sol.
  • En el marco de un régimen para perder peso, sería interesante utilizar una suplementación con ácidos grasos esenciales para mantener la permeabilidad de las células membranosas y mantener un buen metabolismo general.

Ciertas enzimas específicas y sus cofactores metálicos han sido reconocidos como anti-radicalares: la SOD de cobre, zinc y manganeso, la glutatión-peroxidasa de selenio y la coenzima Q10. Las acciones de estos elementos deben estar coordenadas para ser eficaces. Si se toman por la mañana y por la noche, se optimiza su función de captar los radicales libres a nivel intracelular.

El interés de los micronutrientes reside en el efecto “salud” buscado, puesto que integran los siguientes factores: edad, actividad física, estados fisiológicos, parámetros biológicos sanguíneos, etc. La complejidad de estos factores exige orientarse primero hacia una gama de complementos alimentarios que dan prioridad al respeto de los biorritmos, y luego hacia un acompañamiento profesional por parte de un médico específicamente formado.

Los productos de la gama INOVANCE respetan los principios de la ritmonutrición y están en armonía con nuestros biorritmos.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.