Ritmonutrición y Micronutrición

La ritmonutrición es la ciencia que estudia los ritmos biológicos de nuestro organismo. Si la nutrición depende de los nutrientes como las proteínas, las lípidos, los glúcidos, la micronutrición se centra en los micronutrientes como las vitaminas, los minerales, los oligoelementos, los ácidos grasos esenciales, los probióticos, los aminoácidos, etc. La micronutrición permite sincronizar nuestros relojes biológicos, aportándonos una mejor gestión del capital salud.

Si observamos los diferentes períodos de nuestros ritmos biológicos, podemos distinguir entre dos grandes tipos de ritmos:

  • Ultradianos: aquellos que duran algunos minutos o algunas horas, pero siempre menos de 24h.
  • Circadianos: los que duran entre 20 y 28h, e incluyen los ritmos lunares (24h08mn) y los ritmos infradianos (mensuales, estacionales, anuales, plurianuales).

Los ritmos ultradianos abarcan el funcionamiento de las células, las secreciones hormonales, las pulsaciones vacuolares y cardiovasculares, la producción de espermatozoides, así como los ciclos del sueño, como el ciclo lento y el ciclo paradójico.

En cuanto a los ritmos circadianos, influenciados por la alternancia día/noche, comprenden la temperatura corporal, las variaciones de glicemia, la alternancia sueño/vigilia, la secreción de neuromediadores y los ritmos femeninos “ovulación-menstruación”.

Hay que señalar que los micronutrientes participan en el buen funcionamiento de todos los ritmos biológicos.

Tomemos por ejemplo la aptitud a conciliar el sueño. La melatonina, la hormona del sueño, es secretada al caer la noche, cuando empieza a disminuir la intensidad luminosa. Su aparición está igualmente condicionada por la liberación de serotonina, dependiendo ésta del triptófano, un aminoácido.

Por lo tanto, para que haya una buena secreción de melatonina, el triptófano deberá aparecer mayoritariamente en mitad de tarde, asociado además con vitaminas del grupo B.

Para el buen funcionamiento de nuestras células cerebrales, se aconseja tomar por la noche ácidos grasos esenciales como los omega 3. Y para la lucha anti-radicalar, se recomienda ingerir a final del día vitaminas A-C-E y minerales antioxidantes.

En cuanto a los oligoelementos que participan en la respiración celular, deben ser tomados a principio del día. El funcionamiento de las células inmunitarias se ve optimizado por aportes de vitamina D y de probióticos a principio de día.

Nuestras capacidades físicas e intelectuales dependen de nuestros ciclos biológicos: las células que han recibido en cantidades adecuadas y en las horas apropiadas los buenos micronutrientes actúan conformemente a la función para la que han sido programadas.

Inovance os ofrece unos complementos alimentarios adaptados tanto a vuestros ritmos biológicos como a vuestra edad.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.