Síndrome «Burn out» y compulsiones alimentarias

Ciertas condiciones de trabajo generan agotamiento, estrés y frustración. A veces, este estado perdura en el tiempo y va acompañado de una incapacidad de hacer frente a la situación.

El trastorno que resulta de este estado se llama «Burn out» o «desgaste profesional». Considerado como un verdadero factor de riesgo para la salud, puede tener un impacto considerable sobre el peso, al provocar desajustes en el comportamiento alimentario.

Un estudio[1] ha sido llevado a cabo sobre 230 mujeres activas con una edad media de 45 años. Entre ellas, un tercio con obesidad, otro tercio con sobrepeso y el resto con peso normal.

Los resultados han mostrado que las mujeres con desgaste profesional padecen más compulsiones alimentarias que las demás. Esta tendencia a comer de manera incontrolada está directamente relacionada con el estado emocional.

También se ha constatado un consumo compulsivo de alcohol y de tabaco en las mujeres con «Burn out». El «Burn out» se caracteriza por una fatiga intensa, dificultades de concentración, un sentimiento de fracaso y una fuerte desmotivación.

Provoca un aumento calórico y un desequilibrio en los aportes de grasas y de azúcares, llevando a un aumento de peso inevitable, así como a un mayor riesgo de padecer diabetes del tipo 2 o enfermedades cardiovasculares. El tratamiento del exceso ponderal y de la obesidad no puede obviar esta situación de desgaste profesional.

Conviene pues buscar un buen equilibrio de los neurotransmisores cerebrales responsables del humor y la saciedad. Introduciendo aportes de proteínas específicamente dosificadas en ciertos aminoácidos (tirosina y triptófano), así como de micronutrientes.

El magnesio, las vitaminas del grupo B o los ácidos grasos de la serie omega 3 (EPA) son la clave. Esto favorece la confianza en uno mismo, la voluntad y el control de los comportamientos compulsivos.

A menudo, «Burn out» y aumento de peso están relacionados. Para tratarlos de forma eficaz, resulta primordial la supervisión de un profesional de la salud.

 


[1] Fuente:

– Navanperä NJ y al: Occupational burnout, eating behavior, and weight among working women. Am J Clin Nutr, 2012

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.