Solución 2 contra las agresiones invernales: las Vitaminas C & D

 

Algunas vitaminas tienen un papel fundamental en los procesos de defensa del sistema inmunitario.

1- La VITAMINA C

No se almacena en el organismo. Para los adultos, la CDR media establece en 80mg. Sin embargo, estas necesidades pueden aumentar en los fumadores, las personas mayores, los niños, las mujeres embarazadas, así como en caso de actividad física intensa o de fiebre.

De cara a la inmunidad, la vitamina C:

– participa directamente en la fabricación de anticuerpos en las infecciones bacterianas,

– activa las reacciones inmunitarias a nivel de los linfocitos,

– disminuye la sensibilidad a la histamina, responsable de las alergias,

– ejerce una acción « antioxidante » sobre los radicales libres, protegiendo así el timo, órgano clave del sistema inmunitario.

 

En presencia de Bioflavonoides, la acción de la vitamina C se ve incrementada al mismo tiempo que se limita su efecto excitante. Conviene pues consumir frutas con bioflavonoides (limón, pomelo y acerola). La acerola es una baya roja, fuente de vitamina C por excelencia. Resulta imprescindible para reforzar el sistema inmunitario en todas las edades.

 

2- La VITAMINA D

 

El « Colecalciferol » es de origen animal. Es producido por la piel bajo el efecto de los rayos ultra-violetas. Los aportes nutricionales aconsejados de colecalciferol van de 5 µg (para el adulto) a 10 µg (para la mujer embarazada).

La Vitamina D es esencial para el metabolismo del calcio y del fósforo, ya que favorece la mineralización de los huesos.

La Vitamina D se utiliza igualmente como estimulante de las defensas inmunitarias, pues permite:

–          la diferenciación de los glóbulos blancos, esenciales para la respuesta inmunitaria;

–          la fabricación de interferón, agente de defensa contra los virus.

En caso de déficit de Vitamina D por carencia alimentaria o disfuncionamiento de su síntesis por la piel, los profesionales de la salud recomiendan una suplementación con complementos alimenticios a base de aceites de hígado de pescado naturalmente ricos en vitamina D, siempre con garantía “sin contaminantes” (sello Epax, Qualitisylver).


Con Inovance Vita C e Inovance Vita D3, ¡Refuerza tu sistema inmunitario!

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.