Vida sana  Jardín aromático en casa

Vida sana Jardín aromático en casa

¿Quién no disfruta paseando por el monte, disfrutando de la naturaleza y de esos olores que nos otorgan las plantas que encontramos durante los paseos en el campo? La hierbabuena, el tomillo, el romero, la lavanda,…

No olvidemos que el olfato es capaz de relajarnos, tranquilizarnos y de hacernos evadir del estrés del ritmo diario.

Entonces, ¿por qué no disfrutar de todo lo que nos aportan estas plantas, sus olores y sus beneficios, además del contacto con la naturaleza en nuestra propia casa?

Pues sí, los jardines aromáticos aumentan la alegría, mejoran las energías de cualquier ambiente y lo mejor de todo es que podemos disfrutar de ellos aunque vivamos en un ambiente reducido o tengamos poco espacio.

Siempre que pensamos en jardines, pensamos en flores. No obstante los jardines florales aunque son muy vistosos y alegres, son caducos y se deterioran con facilidad debido a las condiciones climáticas.

Los jardines denominados “aromáticos” son bastante más resistentes y en cualquier caso, también pueden cultivarse dentro de casa, en pequeñas macetas, asegurando el aporte de un poco de luz solar a diario y un riego controlado.

De entre las especies aromáticas florales, destacaríamos la lavanda. Emite un aroma fresco y perfumado, crece en cualquier ambiente ya que tiene una capacidad de adaptación espectacular, y además ahuyenta malos olores e incluso algunos insectos como las polillas. También podríamos optar por otras especies como la madreselva.

Entre las hierbas aromáticas podemos optar por hierbas que a la vez sean comestibles, decoren nuestros platos y nos aporten un aroma indiscutible. Podemos utilizar la menta, la hierbabuena, el orégano, la albahaca, cebollino, romero, tomillo,… La variedad es infinita, y las podemos tener mezcladas en un mismo macetero o individualmente.

Es fácil crear nuestro jardín aromático, solamente debemos asegurar un riego paulatino, luz solar y un buen sustrato para que nuestras flores y plantas crezcan felices y nos perfumen nuestro hogar.

Además, disfrutaremos de un momento relajante con la jardinería y por qué no, ¡pedid ayuda a los más pequeños de la casa! Os ayudarán, disfrutaran y aprenderán regando las plantas y ayudándoos a plantar vuestro pequeño jardín aromático en casa.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.