Vida sana | Osteopatía y bienestar

Hoy en día vivimos a mil por hora. La gran mayoría de personas vamos de un lugar a otro sin parar y, frecuentemente, vivimos bajo situaciones que nos preocupan y de constante estrés. Todo esto debemos cambiarlo.

Así pues, debemos comenzar a corregir nuestros pensamientos negativos y adoptar una nueva filosofía de vida, ya que a la larga puede influir tanto en nuestro estado físico como psíquico. Hay múltiples soluciones para mejorar nuestra salud mental y física, una de ellas es recurrir a la osteopatía.

La osteopatía es una terapia natural manual, holística e integral. Podríamos decir que, la osteopatía es un arte, cuyo objetivo es reequilibrar los distintos sistemas del cuerpo humano, la normalización de los fluidos y de las diversas estructuras (articulaciones, músculos, órganos…) del cuerpo y la mente.

Aunque a la osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un ser único, formado por un cuerpo físico y un cuerpo mental. Por este motivo, cuando alguien se hace una sesión de osteopatía se establece un diálogo fluido entre las manos del terapeuta y los tejidos del paciente.

La osteopatía carece de efectos secundarios y, además, no tiene límite de edad, esto significa que, todo el mundo puede disfrutar de sus beneficios (desde un recién nacido hasta un anciano), sólo se deberá adaptar cada sesión a las necesidades de la persona.

Podemos acudir al osteópata en muchas situaciones, como por ejemplo, cuando aparezcan dolores en la columna vertebral (cervicales, lumbares,…), en las articulaciones o sistema muscular. Cuando aparecen  problemas de circulación, como varices y piernas cansadas, o alteraciones linfáticas. También puede ir bien una sesión de osteopatía cuando hay casos de migrañas, vértigos, otitis, trastornos digestivos, endocrinos, ginecológicos, pediátricos, etc.

Y por supuesto, cuando hay situaciones de estrés y de ansiedad. Sobre todo debemos escuchar nuestro cuerpo, ser conscientes de que nuestra salud se merece lo mejor. Así pues, os aconsejamos que os pongáis en unas buenas manos y acudáis a una buena sesión de osteopatía para relajar cuerpo y mente.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.