Vida sana  Reflexología Podal

Vida sana Reflexología Podal

Cuántos de nosotros hemos acudido más de una vez a un fisioterapeuta o a un masajista para resolver aquellas dolencias que achacan nuestro cuerpo día a día…

La mayoría de nosotros hemos optado por esta alternativa cuando hemos sufrido de dolores en espalda, estrés y otras dolencias. En la actualidad se han popularizado otras terapias como la acupuntura, la osteopatía o incluso la reflexología podal.

No se trata de terapias de nueva creación, al contrario, son terapias milenarias que desde los tiempos más antiguos (China o Egipto) se han practicado con frecuencia. Hoy día, le damos poca importancia a nuestras extremidades inferiores, sin embargo, son la parte del cuerpo donde acaban multitud de terminaciones nerviosas.

La planta del pie y la extremidad en su conjunto representa de forma esquemática todo el cuerpo y sus órganos. Mediante el masaje, se puede influir sobre los correspondientes órganos, aportando efectos muy positivos en muchas de las dolencias que podamos padecer. Al hablar de la parte terapéutica del masaje debe quedar claro desde el principio que la reflexoterapia no sustituye al médico. No se trata de una terapia sustitutiva de otras terapias, pero si complementaria a cualquier tratamiento.

La Reflexología podal o plantar tiene efectos depurativos y desintoxicantes. Debido a esto, después de una sesión y durante aproximadamente unas 24 o 48 horas el cuerpo elimina toxinas pudiendo provocar ligeros dolores de cabeza y o molestias puntuales que desaparecerán en un máximo de 48 h.

Así pues, no dudéis en acudir a un terapeuta especialista en reflexoterapia, pues esta, mejora la circulación sanguínea y linfática, equilibra las energías y sobretodo reduce el estrés proporcionando un efecto calmante que induce a la relajación física y mental. Además, debido a todos estos beneficios que nos aporta, estimula la creatividad, mejora el humor y el bienestar general tanto de adultos como de niños.

No dudéis en probar esta terapia alternativa, su cuerpo lo agradecerá y por supuesto sus pies también.

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.